El Farolillo Rojo

Web dedicada al ciclismo de luchador@s. Entrevistas, noticias, reportajes y, en resumen, actualidad del ciclismo.

Entrevistamos a Sara Martín, futuro del ciclismo femenino español

5 minutos de lectura
Sara Martín en plena crono
Comparte si te gusta lo que lees

Hoy entrevistamos a Sara Martín (Aranda de Duero (Burgos)), ciclista del Sopela Women´s Team, una de las mayores esperanzas de nuestro ciclismo. No solo por su buen palmarés, si no también por su madurez y su forma de pensar. Este año fue medalla de plata en el Campeonato de España DRI y 5ª general en la ruta que le supuso la medalla de oro sub23. Además, se metió en un más que meritorio 16º puesto en el Europeo. En lo personal, tiene muy claro que labrarse un futuro académico estudiando el Grado en Química.

Primero de todo, ¡Tremendos los resultados de este año! ¿Cómo te sientes con este salto de calidad enorme que has dado este año? 

No puedo estar más contenta por estos resultados conseguidos en las últimas fechas. Todo el esfuerzo realizado hasta ahora se ha visto reflejado, y sobre todo a consecuencia de poder disponer de mayor tiempo para preparar estas citas, debido a que el curso académico ya lo había finalizado en junio. Esto me ha facilitado poder prepararlo algo mejor.

En cuanto al equipo, te has mostrado muchas veces muy contenta de estar en este grupo, ¿Qué te da el Sopela que crees que otros equipos no?

Llevo en el equipo Sopela desde que era juvenil, 5 años. Siempre me han ayudado a ir creciendo y formarme como ciclista, a la vez que también me facilitaban compaginarlo sin problema ni presión con mis estudios, a lo que siempre he dado prioridad e importancia. Hemos hecho buen grupo todos los años y creo que hay muy buen rollo, tanto entre corredoras como técnicos.

Siempre he dado mucha importancia a los estudios de cara a una buena formación con vistas al futuro.

Como nos comentas, además de la bicicleta, estás aprovechando esta etapa para formarte como química, ¿Cómo se compaginan estudios y deporte de tan alto nivel?

Eso es. Como digo, siempre he dado mucha importancia a los estudios de cara a una buena formación con vistas al futuro y actualmente estoy casi acabando la carrera de Química. Es un camino sacrificado, con mucho trabajo y esfuerzo a las espaldas para poder llevar ambas cosas correctamente, pero siempre he tenido las cosas claras. Soy bastante trabajadora y ambiciosa y he podido hasta ahora compatibilizarlo incluso llegando a este nivel.

Muchas veces las cosas no son tan bonitas como parecen; no dispones del tiempo necesario para poder entrenar lo que quizás debería o me gustaría, cuidarse o descansar como otras ciclistas a las que te enfrentas en determinadas pruebas. Pero tampoco me he obsesionado nunca con ello, desde casa me han apoyado y enseñado a trabajar cuando y cuanto se puede, aprovecharlo al máximo e ir progresando poco a poco.

En unos años ojalá pueda seguir progresando de esta forma, como hasta ahora, disputar las pruebas importantes del calendario internacional y estar entre las buenas ciclistas de este pelotón.

Después de la explosión de estos dos años en calidad, resultados y madurez deportiva, ¿Cuáles son tus objetivos para los años venideros? ¿Dónde te ves en 3 o 5 años?

Ante todo acabar mi carrera universitaria, pero a la vez continuar el camino que he ido siguiendo estos años. Ir evolucionando también como ciclista y cuando acabe, poder centrarme más en la bicicleta, seguir aprendiendo y cogiendo experiencia. Por supuesto. Y ver hasta dónde puedo llegar estando al cien por cien dedicada a este deporte. En unos años ojalá pueda seguir progresando de esta forma, como hasta ahora, disputar las pruebas importantes del calendario internacional y estar entre las buenas ciclistas de este pelotón.

La brecha con el ciclismo masculino aún es muy grande, pero poco a poco vamos teniendo más visibilidad en los medios de comunicación y eso es muy importante

Cada vez más el ciclismo femenino está en nuestros periódicos, televisiones y cuentas de redes sociales, ¿Cómo lo ves tú desde dentro? La brecha con el masculino es aún enorme pero, ¿Crees que se están dando los buenos pasos para llegar a un nivel similar?

Como dices, la brecha con el ciclismo masculino aún es muy grande, pero poco a poco vamos teniendo más visibilidad en los medios de comunicación y eso es muy importante. Estamos demostrando que el ciclismo femenino puede dar igual o más espectáculo que el masculino y eso es positivo para atraer tanto a aficionados como a chicas jóvenes que quieran comenzar en este deporte y reforzar así al ciclismo base, cuyo esfuerzo siempre es enorme y a veces poco agradecido.

También estamos viendo como el nivel nacional está creciendo y ya se están consiguiendo muy buenos resultados en pruebas internacionales femeninas que lo corroboran. La suma de todas estas cosas y el apoyo que vamos teniendo hace que cada vez las diferencias sean menores respecto al ciclismo masculino, pero aún hay ámbitos como los salariales, premios y dietas, medios…en los que se debe trabajar.

Por último, tres rápidas: ¿Cuál es tu resultado que guardas con mejor recuerdo? ¿Qué ciclista te ha sorprendido más compartiendo pelotón? ¿Alguna anécdota de tu carrera?

El resultado con mejor recuerdo fue en mi primer año de junior, campeonatos de España en Reinosa, hace 4 años. Conseguí el subcampeonato de contrarreloj y el oro en la ruta, impresionante y emocionante para mí ya que apenas había conseguido aún grandes resultados. Lo cual también hizo posible que pudiese acudir ese año al Mundial de Doha.

Además de esto anterior, la plata en la crono Elite de este año también supuso para mí un sentimiento muy especial, por ser un circuito tan exigente y conseguir tan buen resultado.

Como ciclista la que más me ha sorprendido es Mavi García, no solo por esta temporada que está realizando, donde está demostrando su gran potencial, si no por su progresión durante cada año que ha dedicado solamente al ciclismo. Además su cercanía es algo a destacar.

Anécdota en un viaje hacia una prueba. Lo realizaba en coche con Ángel, el auxiliar del, por entonces equipo Lointek, y Eider Merino. El coche empezó a arder y nos tocó sacar todo a toda prisa; mi bici atada arriba con bridas que conseguimos romper, y todas las demás pertenencias que llevábamos. Nos fue a recoger la madre de una compañera y pinchamos una rueda. Parecía eterna la llegada al hotel ese día para descansar, pero llegamos. Aunque en el viaje de vuelta… El furgón donde viajábamos también se averió, nos fueron a recoger nuestros padres y llegamos a casa de madrugada. En definitiva, un viaje para olvidar.


Fotografía extraída de NoticiasAranda.
Autor: Julián Fernández Ortiz (@jotadoce_)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *