El Farolillo Rojo

Web dedicada al ciclismo de luchador@s. Entrevistas, noticias, reportajes y, en resumen, actualidad del ciclismo.

Movistar Team ficha a Annemiek Van Vleuten

4 minutos de lectura
Van Vleuten alzando los brazos.
Comparte si te gusta lo que lees

Movistar Team da un salto de calidad enorme con el fichaje, sin duda, más ambicioso de su historia. Annemiek Van Vleuten correrá los dos próximos años en la escuadra telefónica, como hoy mismo anunciaban, ellos mismos, en sus perfiles de redes sociales.

Y es que este fichaje no es uno más en el pelotón. Movistar se ha llevado, tal vez, la mejor ciclista del mundo. No solo lo avala el maillot que porta, si no también su enorme palmarés; Sumado a este arcoirís en ruta hay que añadir otros dos oros en CRI (2017 y 2018) y el europeo en línea de Plouay este mismo año (hace una escasa semana). Además de esto, Van Vleuten ha ganado dos ediciones del Giro femenino con el Mitchelton-Scott (2018 y 2019) y otras dos ediciones de La Course by Le Tour (2017 y 2018) en grandes citas. Sin olvidarnos de su excelente rendimiento en clásicas con la Lieja-Bastoña-Lieja del año pasado y el Tour de Flandes de 2011. Si hablamos de los nacionales, 4 títulos CRI y uno en ruta avalan su enorme calidad. Un palmarés más que enviadable para cualquier ciclista.

Así de feliz se mostraba Van Vleuten ante la noticia de su fichaje

«Mi vínculo con el Movistar Team viene de muy atrás. Fui conociendo mejor al equipo en unas concentraciones en altura en Sierra Nevada que hice en 2014, y en las que coincidí con parte del equipo masculino. Uno de los entrenadores me invitó a rodar un día con ellos y la experiencia me encantó. Para mí fueron desde el primer momento como mi “familia española”. Me sentí muy a gusto, fueron el primer equipo de chicos que me invitó a entrenar con ellos en días largos, y el ambiente era muy agradable. Entrenamos tranquilos, me esperaban después de las subidas, cada uno hacía su trabajo y cada día, después de la cena, se notaba que había buen rollo en el equipo, se juntaban para estar un rato más en lugar de volver a sus habitaciones… ¡Incluso algún día jugué a tenis de mesa con Alejandro Valverde! (Ríe)

Con el equipo femenino, la sensación es la misma. Me parecen un grupo de chicas maravilloso y me transmiten esa misma sensación que viví con los chicos en Sierra Nevada. El proyecto como tal me atrae, tengo también muchas ganas de trabajar con todo el staff y he hablado ya con el responsable de rendimiento, Patxi Vila. Tengo ganas de mejorar junto a todos ellos, de disfrutar estos años que vienen juntos y quiero seguir explotando lo que llevo dentro. Y si se puede, también, mejorar sobre la bici de crono. En ese sentido, trabajar con Canyon, una bici que me parece de lo más avanzado que hay en el pelotón actualmente, es otra gran ilusión.

Van Vleuten sabe que no es la ciclista más joven, pero igualmente sabe que puede ser muy útil y competitiva en el proyecto de Movistar.

Ya no soy la más joven del pelotón, pero sí soy súper ambiciosa y quiero hacerlo muy bien con este equipo. No está en mi cabeza pensar en la retirada, ni mucho menos. Ahora mismo lo que me importa es seguir mejorando. Ojalá que unirme a este equipo y disfrutar de este nuevo ambiente me dé nuevas energías. Además de mejorar ese rendimiento, veo esta oportunidad como un buen momento para unirme a un equipo de chicas jóvenes que, tras estos años de crecimiento del Movistar Team, seguro que pueden aprovechar tener alguien como yo al lado, que les transmita esas pequeñas cosas, esos consejos tan importantes para dar el último gran salto. Me gusta trabajar con talentos jóvenes, y ayudarles a ellas y apoyar también al ciclismo español es un objetivo más para mí aquí.

Seguro que voy a aspirar a ganar carreras con el equipo, pero no soy alguien que busque ganar cada carrera para sí misma. La felicidad que te da llegar a meta después de haber ayudado a una compañera, la sonrisa de agradecimiento que recibes… eso no tiene precio. Vale más que ganar tú misma. Ojalá podamos aprovechar esa vigilancia que pondrán todas sobre mí para ayudar a otras compañeras a lograr los éxitos.

Y sobre la cultura latina: sí, la verdad es que ya me siento como si tuviese sangre latina. Me siento en casa cuando viajo al sur de Europa y me encanta la mentalidad española. Su sentido del humor, el ambiente de grupo que hay, facilitan mucho la integración y seguro que me ayudarán a caminar lejos. Son gente que entrena duro, pero también sabe divertirse. Y una ciclista feliz es mucho más fuerte«


Fotografía extraída de Ciclismo a Fondo.
Autor: Julián Fernández Ortiz (@jotadoce_)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *