El Farolillo Rojo

Periódico digital de ciclismo internacional con un foco en España y Larinoamérica

¿Adónde van los datos en el mundo del ciclismo?

3 minutos de lectura
¿Adónde van los datos en el mundo del ciclismo?

¿Adónde van los datos en el mundo del ciclismo?

Los datos forman parte de nuestra vida cotidiana, pero también lo son en el mundo del deporte, por eso hemos decidido preguntarnos: ¿Adónde van los datos en el mundo del ciclismo? A continuación, responderemos detalladamente a esta pregunta.

Lo primero de todo, ¿QUÉ SON LOS DATOS?

En los últimos años, paulatinamente se han ido mejorando los hardware. Los dispositivos han ido mejorando su software para poco a poco ir obteniendo mayor cantidad de datos. Actualmente este hecho es incuestionable y podemos lograr adquirir una cantidad de datos que hace años sería impensable. Por tanto, tenemos un hardware (los dispositivos), y dentro de los mismos tenemos un software conectado en la red para la importación y procesamiento de los datos.

A día de hoy, un pulsómetro (sensor), un potenciómetro (sensor) y un logger (dispositivo de recogida de datos que manda los datos a la nube y a través del cual el software procesa los datos recogidos), son elementos capaces de obtener datos instantáneos. Esta es la clave de hacía donde van los datos a día de hoy.

INFORMACIÓN INMEDIATA E INSTANTÁNEA

Por ello, la información solo nos sirve de manera inmediata e instantánea. La previsión de rendimiento que nos da no sirve para más de una semana vista y para verlo más claro.

Por ejemplo: Si tengo un Garmin 1040 con pulsómetro y potenciómetro y realizo un test de 20 minutos al máximo de rendimiento en un puerto, el Garmin procesará los datos. Esto servirá para que los próximos días cuando realice un esfuerzo similar el reloj me marque el tiempo que queda a un “gas” determinado antes de “explotar”.

Sin embargo, esto solo sirve de manera instantánea, ya que no nos deja tener una previsión real de cómo será el punto de forma en 5 meses o en 2 años.

¿CÓMO LLEGAR A OBTENER ESTAS CONCLUSIONES?

El Big Data y ahora la Inteligencia Artificial son una forma de analizar los datos a largo plazo y solucionar los inconvenientes mencionados anteriormente.

Garmin Edge 1040 Solar. Vía: merkabici

Las plataformas de Garmin Connect, por ejemplo, tiene un elevado volumen de datos, en los realizan un screaning por edad y son capaces de visualizar los datos de ciclistas de entre 15 a 18 años. Además, se pueden conocer los datos de potencia y con ello ver aquellos ciclistas que están muy por encima de la media. Gracias a esto están saliendo ciclistas que están subiendo a profesionales, incluso a  World Tour, sin pasar por las categorías sub-23 y élite.

¿TIENE MARGEN DE MEJORA ESTE ESTUDIO?

Seguramente la mayoría de los grandes equipos del World Tour ya estén “utilizando” determinados datos para obtener conclusiones a medio o largo plazo. La duda llega de si solo lo están usando para ciclistas en formación, para la búsqueda de talento o lo están haciendo con ciclistas consolidados y veteranos.

En el momento en el que el ciclismo existan los contratos de 10 años por 20 millones al año, en el acuerdo van a tener que entrar en juego otros actores. Es ahí donde la visión de los datos podría llegar a cambiar el ciclismo tal y como lo conocemos.

Otra discusión es si nos gusta o no el cambio y si creemos que jugará en benefició del propio deporte, pero ahora ya conocemos adónde van los datos del mundo del ciclismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *