El Farolillo Rojo

Periódico digital de ciclismo internacional con un foco en España y Larinoamérica

De cuando Valverde ganó a Armstrong en Courchevel

4 minutos de lectura
Alejandro Valverde llega a la meta en primer lugar seguido por el estadounidense del Discovery Channel Lance Armstrong en la décima etapa del Tour de Francia disputada entre Grenoble y Courchevel .EFE / Gero Breloer

Alejandro Valverde llega a la meta en primer lugar seguido por el estadounidense del Discovery Channel Lance Armstrong en la décima etapa del Tour de Francia disputada entre Grenoble y Courchevel .EFE / Gero Breloer

El Tour de Francia regresará dieciocho años después a Courchevel. Una estación de esquí situada en el corazón de los Alpes que cada invierno recibe a lo más exclusivo de la jet set internacional y que es la principal puerta de acceso a los Trois Vallées. El dominio esquiable más grande del mundo con hasta 600 kilómetros de pistas.

En lo que se refiera a historia ciclista, Courchevel no es ni mucho menos uno de los lugares alpinos más emblemáticos. Por sus rampas ha pasado el pelotón de la Grande Boucle solamente en tres ocasiones, aunque todas ellas con victorias de renombre. 1997 (Richard Virenque), 2000 (Marco Pantani) y 2005 (Alejandro Valverde).

Es momento de recordar la victoria del ciclista murciano, que sobre la línea de meta de Courchevel dejó una de las imágenes más emblemáticas de las últimas décadas.

Alejandro Valverde era en aquel 2005 una joven promesa que buscaba el paso a la consolidación en la élite mundial del ciclismo. En su palmarés ya atesoraba victorias de etapa en la Vuelta a España y una medalla de plata en el Campeonato del Mundo de 2003 en Hamilton (Canadá). En su primera temporada en la estructura de Eusebio Unzué y José Miguel Echávarri (Illes Balears- Caisse d´Epargne) hacía su debut en el Tour de Francia.

La llegada a Courchevel en la décima etapa del Tour de 2005

Tras la primera jornada de descanso el pelotón afrontaba una jornada alpina de 180 kilómetros entre la localidad de Grenoble y la Estación de Courchevel. El alemán Jens Voigt era el maillot amarillo, aunque se preveía un cambio en el liderato ante el exigente desnivel acumulado que debían superar los ciclistas.

Antes de la ascensión final a Courchevel, el equipo Discovery Channel de Lance Armstrong marcaba un fuerte ritmo que iba reduciendo de unidades el pelotón. Los lugartenientes del tejano (Hincapie, Savoldelli, Beltrán o Rubiera) se encargaron de ir mermando a sus más directos rivales. Andreas Klöden, Jan Ullrich, Ivan Basso o Floyd Landis, principales aspirantes a desafiar a Armstrong, vieron como poco a poco fueron perdiendo tiempo con el estadounidense.

A menos de diez kilómetros Armstrong se quedó en cabeza de carrera acompañado del danés Rasmussen (Rabobank) y los españoles Paco Mancebo y Alejandro Valverde (Illes Balears- Caisse d´Epargne). El cuarteto de escapados fue abriendo hueco, la victoria de la etapa se iba a decantar entre alguno de ellos.

Mancebo y Valverde lideran la cabeza de carrera por detrás de Rasmussen y Armstrong en la ascensión a Courchevel / Foto: EFE
Mancebo y Valverde lideran la cabeza de carrera por detrás de Rasmussen y Armstrong en la ascensión a Courchevel / Foto: EFE

A falta de un kilómetro Rasmussen lanzó un poderoso ataque al que solamente resistieron Armstrong y Valverde. El ataque del danés fue respondido por un soberbio Armstrong que iba decidido a sentenciar el Tour en su primera jornada de alta montaña. El tejano, a 400 metros de la línea de meta, esperaba hacer una de tantas exhibiciones que había realizado en las ediciones anteriores del Tour, pero a su rueda se le soldó aquel joven murciano que presumía de una explosividad asombrosa en los metros finales. Valverde se levantó de su bicicleta, agarrado de abajo en el manillar, se exprimió para sobrepasar al todopoderoso Armstrong en los metros finales. Una victoria que le sirvió para atraer todos los focos del panorama ciclista internacional.

Tras Courchevel Armstrong se vistió con el maillot amarillo y Valverde con el blanco de mejor joven.

La relación amor-odio de Valverde con el Tour de Francia

Aquella edición de 2005 sería una especie de antesala de lo que sería el Tour de Francia en la carrera de Alejandro Valverde. Una extraña combinación de éxitos e infortunios.

Tres días después de triunfar en Courchevel Valverde abandona camino de Montpellier. El murciano tiene una tendinitis en la rodilla a causa de un golpe que se dio con el cuadro de la bicicleta durante la contrarreloj por equipos de la primera semana. La hinchazón fue a más y el dolor fue insoportable para seguir en la carrera. Abandonó el Tour en quinta posición y con serias aspiraciones de subirse al pódium de París.

Al año siguiente se fractura la clavícula en la tercera etapa y tiene que abandonar. En 2008 gana dos etapas, viste el amarillo y finaliza octavo en la general. Durante la edición de 2012 logra una victoria agónica en Peyragudes. En el 2015 al fin consigue pisar el pódium en París, finalizando en tercera posición por detrás de Chris Froome y Nairo Quintana. En 2017 tiene una caída en el prólogo inicial que por poco adelanta su retirada del ciclismo.

El próximo miércoles 19 de julio el pelotón regresará a Courchevel, y será imposible no recordar la figura de aquel joven murciano alzando los brazos en la línea de meta por delante de la cabizbaja mirada de Armstrong.

1 comentario en «De cuando Valverde ganó a Armstrong en Courchevel»

  1. La etapa de Courchevel más recordadas es la de 2000, con El Chava Jiménez escapado y siendo al final atrapado y superado por Pantani.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *