El Farolillo Rojo

Periódico digital de ciclismo internacional con un foco en España y Larinoamérica

Van Baarle se estrena en la Omloop Het Nieuwsblad 2023

4 minutos de lectura

El Opening Weekend ya ha comenzado y ha demostrado algo que el mercado de fichajes predecía: el Jumbo – Visma es el equipo más fuerte. El ciclista neerlandés Van Baarle ha alzado los brazos a su llegada a Ninove, la meta de la Omloop Het Nieuwsblad, con 20 segundos de diferencia respecto a sus rivales. Con ello, se abre una temporada de clásicas que se antoja interesante, tanto por el nivel que ha mostrado la escuadra amarilla como por la rivalidad que habrá en estas competiciones.

Una público y un pelotón entregado al ciclismo

La 78ª edición de la Omloop Het Nieuwsblad abrió una de las partes más vistosas y apasionantes del calendario ciclista, el tiempo de las clásicas. La salida desde la histórica ciudad de Gante, con las calles abarrotas de público expectante, ya presagiaba que iba a ser un día grande de ciclismo. Su último ganador, Wout Van Aert, no estaba entre los ciclistas de la línea de salida. Tampoco su máximo rival, tanto en carretera como en ciclocross, Mathieu Van der Poel. Sin embargo, un notable grupo de clasicómanos, como Dylan Van Baarle (Jumbo – Visma), Arnaud de Lie (Lotto – Dstny), Peter Sagan (Total Energies) o Thomas Pidcock (INEOS Grenadiers), ente otros, estaban listos para dinamitar la carrera.

Así, comenzaba una prueba de 207,5 kilómetros que iba a recorrer el corazón de la provincia de Flandes, ascendiendo hasta 12 hellingen (las famosas cotas adoquinadas flamencas), entre las que destacan las famosas Muur-Kapelmuur o el Bosberg, ambas decisivas y estando esta última a tan solo 12 kilómetros de la meta.

207 kilómetros de peleas bajo el guion de Jumbo – Visma

Una caída temprana eliminaba a uno de los jóvenes a tener en cuenta en esta primera clásica belga del año. Ben Turner (INEOS Grenadiers) se iba al suelo en una montonera en la que también se vería involucrado el jovencísimo corredor Arnaud de Lie. El ciclista del Lotto Dstny que deslumbró la pasada campaña con numerosas victorias, sin embargo, se recuperaría y podría seguir la marcha.

Por otra parte, la primera clásica en Flandes del año transcurría según lo previsto, con una escapada de hasta 7 corredores, de la que únicamente tres llegarían a la parte decisiva de la carrera. Con un equipo Jumbo – Visma totalmente fuera de control a la cabeza del pelotón, el neerlandés de 30 años y reciente fichaje, Dylan Van Baarle, lanzaba su ataque a falta de 38 kilómetros de meta, en la subida al Wolvenberg. Con él, se llevaba a otros tres ciclistas, que iría descolgando en el ascenso a la siguientes cotas.

El equipo neerlandés se encontraba ante una situación perfecta: tenía a un ciclista de su plantilla en cada uno de los cortes de la carrera. Perseguían a la cabeza de carrera corredores como Kevin Geniets y Jasper Stuyven. Sin embargo, el reducido pelotón compuesto por los mejores clasicómanos y liderado por Jumbo, daba calma a la persecución, llegando a dar una diferencia de hasta 1 minuto respecto a Van Baarle.

Van Baarle, coronado por el Kapelmuur

A la llegada a la histórica cota presidida por la capilla más famosa del ciclismo, Dylan Van Baarle se despedía de su último compañero de fuga para afrontar los últimos kilómetros en solitario. Por detrás, figuras como Arnaud de Lie, Tim Wellens o Matej Mohoric trataban de dar caza a un corredor que ya no verían hasta su llegada a Ninove, realizando una auténtica exhibición.

Mientras tanto, la jornada nos dejaba una imagen de la dureza que entraña el ciclismo. Ocurría en la subida del Bosberg. Allí, muchos de los ciclistas participantes tenían que poner pie a tierra para afrontar esta cota, con un adoquinado realmente resbaladizo por las lluvias que han estado cayendo en Bélgica durante los últimos días.

Con todo, el corredor de 30 años llegaba a meta en solitario en la que fue su primera carrera de la temporada y la primera con el maillot del Jumbo y con 20 segundos de diferencia respecto a sus perseguidores, que no pudieron cazarle tampoco en el llano. Para el recuerdo queda, pese a no haber ganado, la carrera de Arnaud de Lie, que pese a caerse y tener que trabajar duramente, lograba un segundo puesto en Ninove tras batir a importantes corredores como Laporte, Pidcock o Kristoff, entre otros.

Así queda la clasificación de la Omloop Het Nieuwsblad 2023

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *