El Farolillo Rojo

Periódico digital de ciclismo internacional con un foco en España y Larinoamérica

Un mundial de gravel de muchos quilates

2 minutos de lectura

Que el gravel está de moda no es ninguna sorpresa a finales de 2023. Que los profesionales alternen disciplinas a lo largo del año, tampoco. Solo hay que ver, por ejemplo, a los tres tenores del cyclocross. Van Aert, Pidcock y Van der Poel se reparten los circuitos invernales a su antojo. Sin embargo, las carreras de gravel no suelen contar con grandes nombres del ciclismo en ruta… O eso pensabamos, pues ahora con la disputa del mundial de gravel todo ha cambiado.

Los grandes nombres del mundial de gravel

La alineación que se presentará en esta 2ª edición de una prueba que quiere ser referencia absoluta de la disciplina de moda en el ciclismo, asusta por los nombres que se podrán ver. Si hay uno que marca claramente la diferencia ese es, sin ninguna duda, Wout Van Aert. La bestia de Herentals es el gran favorito en las quinielas por su gran técnica encima de la bicicleta. Sin embargo, la acumulación de pruebas esta mermando su rendimiento, tal y como pudimos ver en la parte final del Gran Piemonte.

En el cuadro español, dos nombres que causan furor. Por un lado, el incombustible Alejandro Valverde, que tras retirarse del ciclismo profesional, sigo andando igual que cuando se enfundaba el maillot de Movistar para ganar las clásicas de Valonia. Por otro lado, el clasicómano asturiano Iván García Cortina, que ha cuajado unos buenos resultados en las últimas pruebas de la temporada de carretera. Junto a ellos, otros nombres como el vigente campeón, Gianni Versmeerch, o Matej Mohoric.

En la categoría femenina, un elenco de ciclistas igual de importante. Demi Vollering (actual número 1 del Ranking UCI), Silvia Persico o Tiffany Cromwell, que viene de ganar el Europeo gravel del pasado fin de semana estarán presentes. También varias ciclistas de MTB, como Sofía Gómez o Pauline Ferrand-Prévot, vigente campeona de la categoría. Sin duda, una carrera que será muy disputada.

Un recorrido italiano con mucha miga

El escenario elegido para la celebración del mundial de gravel ha sido el Véneto, en Italia. Eso sí, con más desnivel y cotas que en su primera edición, especialmente en el tramo final, con dos ascensiones a 16 y 7 kilómetros de meta, siendo esta última un muro de 1,7 kilómetros al 11,8%. En total, los hombres recorrerán 169 kilómetros con 1.890 metros de desnivel positivo, mientras que las mujeres afrontarán 140 kilómetros y 1.660 metros de desnivel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *