El Farolillo Rojo

Periódico digital de ciclismo internacional con un foco en España y Larinoamérica

Van der Poel sufrió un altercado la noche antes del Mundial

2 minutos de lectura
Van der Poel

Van der Poel via: TeamNLtweets

El corredor neerlandés, Mathieu Van der Poel, sufrió un altercado la noche anterior a la celebración del Campeonato del Mundo que le llevó a pasarse por comisaría. El corredor era uno de los favoritos a colgarse el oro en Australia.

Mathieu Van der Poel llegaba a Australia con las opciones de alzarse con el título de Campeón del Mundo de Ciclismo en ruta. El ganador de una etapa en el Giro de Italia y en el Tour de Francia, es uno de los corredores del momento. Sin embargo, Van der Poel tuvo que abandonar la carrera a los pocos kilómetros de empezar la prueba. El neerlandés tomó la salida pese a tener su cabeza en otro lado por lo ocurrido la noche anterior, pero solo aguantó 1 hora encima de la bicicleta.

La noche del sábado, cerca de las 22:30 horas, unos jóvenes comenzaron a llamar reiteradamente a la puerta de la habitación donde se hospedaba Mathieu Van der Poel. El neerlandés salió de su habitación y se quejó a los jóvenes de manera algo exaltada, como ha reconocido el propio ciclista. Además, Van der Poel añade que empujó a uno de ellos, provocando que estos llamaran a la Policía de Nueva Gales del Sur. La llegada de los agentes provocaron que estos arrestasen al corredor.

El informe de la Policía de Nueva Gales del Sur recoge que: “Aproximadamente a las 10:40 P,M del sábado 24 de septiembre de 2022, un hombre alojado en el The Grand Parade, Brighton-Le-Sands, estuvo involucrado en un altercado verbal con dos adolescentes, de 13 y 14 años”. También se menciona que la otra chica sufrió «un rasguño en el codo”. Esto ha significado la retirada del pasaporte de Mathieu Van der Poel durante seis semanas.

Van der Poel declaró tras su abandono que: «Hubo una pequeña disputa. Me acostaba temprano y muchos niños se vieron en la necesidad de tocar la puerta de mi habitación continuamente. Acabé con los ruidos. No les pedí amablemente que pararan. Luego llamaron a la policía y me arrestaron. Aquí son muy estrictos. No volví a mi habitación hasta las cuatro de la madrugada», apuntó el neerlandés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *