El Farolillo Rojo

Periódico digital de ciclismo internacional con un foco en España y Larinoamérica

Tre Cime di Lavaredo, historia del Giro en un puerto precioso

2 minutos de lectura
Tre Cime di Lavaredo

Tre Cime di Lavaredo son tres icónicos picos en forma de merlones o almenas situados en Trentino-Alto Adagio y Veneto. Italia y los Dolomitas de Auronzo son la casa de estos tres picos que siempre han estado absortos al deporte de las dos ruedas hasta el pasado siglo XX, hasta 1967. Sus nombres son Cima Piccola, Cima Grande y Cima Ovest y su altitud máxima son los característicos 2999 m. Una cumbre imponente y, sin duda, preciosa.

Un puerto corto temido por su dureza

Pendiente media de 7.5%, marca máximos del 19% y cuenta con algunos kilómetros que se van al 13% de media. Parte de Misurina y cuenta con 568 metros de desnivel positivo en solo 7.5km y con casi 4 kilómetros en los que se concentra toda la dureza. Un puerto bastante exigente que suele hacer grandes diferencias en carrera. Quien gana aquí se suele llevar la carrera de la maglia rosa.

Historia del Giro en Tre Cime di Lavaredo

La primera vez que se pasó por este puerto en el Giro d’Italia0 fue en 1967 y el primero en hacer cima fue Felice Gimondi con Eddy Merckx a su rueda. Sin embargo, la primera victoria en esta mítica cima fue para el más grande de la historia al año siguiente: el caníbal Merckx, que además se endosó la maglia rosa y ganó la carrera ese año, 1968.

Eddy Merckx en Tre Cime di Lavaredo

El siguiente año – el 1974 – en el que venció en esta gran cima fue el español José Manuel Fuente. A la postre sería 5º en la general de un Giro que ganó Merckx por solo 12″ sobre Baronchelli. En el 1981 fue Beat Breu, el suizo, el que ganó la penúltima etapa con final en Auronzo de un Giro que venció G. Battaglin finalmente.

La siguiente vez que se subió a este puerto para ser final de etapa fue en 1989 con victoria para el grandísimo escalador colombiano Lucho Herrera. Un Giro, que finalmente ganaría L. Fignon. En 2007 el que ganó fue Ricardo Riccó seguido de L. Piepoli, su compañero de equipo. El vencedor final sería Danilo Di Luca.

Ya en la historia reciente del ciclismo, en 2013, se celebró el último final de etapa en esta preciosa cumbre. Esta edición tendría un vencedor de muchos muchos quilates: Vincenzo Nibali, que además lo hizo vestido de rosa. Un rosa que se llevaría a casa después de vestirlo en el podio de Brescia. Una imagen que quedará para el recuerdo de esta carrera bajo la nieve.

1 comentario en «Tre Cime di Lavaredo, historia del Giro en un puerto precioso»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *