El Farolillo Rojo

Periódico digital de ciclismo internacional con un foco en España y Larinoamérica

Mathieu Van der Poel se eleva al olimpo del Tour de Flandes con su tercera victoria

5 minutos de lectura

El Domingo de Resurrección no solo sirve para conmemorar el día de resurgimiento de Cristo, sino que también, al menos en su edición 2024, para disfrutar de una de las clásicas por excelencia de la primavera. Esta ha sido el Tour de Flandes, una legendaria carrera que ya ha marcado historia con grandes momentos que quedarán impregnados en los aficionados ciclistas. En especial, por Mathieu Van der Poel, que ha igualado a leyendas del calibre de Fabian Cancellara o Tom Boonen.

En sí, la carrera iniciaba con ataques y formando una primera escapada con nueve corredores: Van Lerberghe, Dekker, Aniolkowski, Touzé, Durbridge, Reinders, Taminiaux y Vermoote. A pesar de que hubo dos intentos para que este grupo aumentara en unidades, lo cierto es que el pelotón no dejo que esto sucediera. Durante los primeros km, la diferencia no ha bajado de los 4 minutos.

No obstante, el paso de un tren ha reducido esa diferencia a los 3 minutos, aunque volvería a aumentar a los 4 minutos. Los km seguirían pasando hasta que, a falta de 132 km para la meta, se produciría la primera montonera. En ella, se verían afectados corredores importantes, como Dylan Teuns o Matej Mohoric, aunque sin consecuencias graves.

Unos km más tarde, una nueva caída se llevaría a cabo, afectando a corredores de INEOS como Laurent de Plus o Ben Swift, formando parte del grupo de 8 corredores que se cayeron. Los corredores al suelo no pararían de verse, ya que a 115 km del final, otros tres nuevos corredores se irían al suelo. Los primeros movimientos por parte del pelotón llegarían a poco más de 100 km para el final.

Mads Pedersen, el primero en mover el árbol

Sería Mads Pedersen el primero en mover las cosas, ataque que respondería fácilmente Van der Poel y Jorgenson. Eso sí, el movimiento se neutralizaría, aunque Visma intentaría moverse mediante varios corredores. No obstante, todos los movimientos quedarían en vano. A falta de 95 km para el final, se generaría un corte con Mads Pedersen al frente.

Este movimiento sería suficiente para cazar a cabeza de carrera. Por detrás, los Movistar se moverían de la mano de Oier Lazkano e Iván García Cortina. A este movimiento, responderían varios corredores, como Fred Wright, Van der Poel y Alaphillipe. Eso sí, ambos serían atrapados sin mayores complicaciones. Unos km más tarde, sería el turno de Mathieu Van der Poel de atacar con tanta fuerza que conseguía llegar al grupo de cabeza.

Sin embargo, en paralelo, Pedersen atacaba del grupo principal y se marchaba en cabeza junto a uno de los compañeros de Van der Poel en Alpecin. Las caídas continuarían y sería el turno de Stefan Küng, dejando cortado a Iván García Cortina. Eso sí, el corredor del Movistar se reincorporaría pocos km más tarde a un pelotón que cortaría la ofensiva de Van der Poel, pero no la de Pedersen.

No obstante, el danés sería atrapado a 55 km de la meta. Un par de km más tarde, Lazkano se lanzaría al ataque, seguido por Van der Poel y, posteriormente, Cortina haría lo propio, abriendo hueco. Sin embargo, el asturiano se caería en el Kopperberg mientras llegaban a una de las cotas, afectando al desarrollo del grupo de detrás. Además, al mismo tiempo, Lazkano perdía toda opción de luchar por la victoria.

Mathieu Van der Poel haciendo otro solo de leyenda

Por su parte, Van der Poel atacaba y aprovechaba este incidente para marcharse de manera definitiva. Y es que las rampas que estaban pasando provocaban que algunos corredores tuvieran que echar pie a tierra y subir andando. Solo tres corredores pudieron mantenerse en la bicicleta durante todo el tramo: Van der Poel, Jorgenson y Pedersen.

El neerlandés se marchó solo, seguido muy de cerca por el estadounidense, con el danés siguiendo al de Visma. Eso sí, el americano no pudo seguir mucho el ritmo al de Alpecin, quién aumentó la distancia rápidamente, una que alcanzó su punto álgido en el minuto y 50 segundos. Aun así, fue más que suficiente para cruzar la meta, levantar su bici y conseguir su tercer Tour de Flandes.

No obstante, la carrera continuaba por la parte de atrás, con Jorgenson cayendo al grupo de Pedersen, al cual se había unido algunos corredores, incluyendo Iván García Cortina. Eso sí, poco después, se separaría este grupo, formando tres nuevos, con Alberto Bettiol y Dylan Teuns formando el primer grupo. Detrás de ellos, estaban Tim Wellens y Cortina y el grupo de Jorgenson como el tercero.

Eso sí, por detrás, llegaba un grupo liderado por Michael Matthews que iría atrapando a los dos primeros grupos en los siguientes km. De esta forma, a falta de 10 km para la meta, Bettiol y Teuns luchaban contra el grupo de Matthews por ver si lograban alcanzarles. Finalmente, estos lo lograrían a pocos metros de la línea de meta, en pleno sprint.

En la llegada del segundo grupo, el más rápido sería el italiano del equipo Arkea Luca Mozzato. El transalpino lograría superar a Michael Matthews en el sprint final, con Nils Politt y Mikkel Bjerg cerrando el Top-5. Por su parte, Cortina terminaría en una más que amarga vigésimo sexta posición, con Lazkano 73º, aunque con buenas sensaciones, pero mucha mala suerte.

Finalmente el aussi sería relegado al 11º puesto por un sprint irregular que cerró a Nils Politt, el cual fue aupado hasta el tercer escalón del podio consiguiendo el bronce.

Results powered by FirstCycling.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *