El Farolillo Rojo

Periódico digital de ciclismo internacional con un foco en España y Larinoamérica

Tom Pidcock alcanza la mayoría de edad en la Strade Bianche

3 minutos de lectura

Aunque Tom Pidcock (INEOS Grenadiers) ya haya cosechado victorias de renombre en el World Tour, como aquella en el Alpe d’Huez durante el pasado Tour de Francia, ha sido en la Strade Bianche donde ha confirmado que este año va a ser un ciclista a tener en cuenta en cualquier tipo de carrera. El británico de 23 años se impuso con una gesta propia de los grandes de este deporte, atacando a 50 kilómetros de meta y rodando muchos kilómetros en solitario.

Iván Romeo sigue sumando fugas

Con el inicio de la carrera se formó la fuga y igual que en las clásicas previas en las que ha estado presente, Iván Romeo (Movistar Team) no quiso perderse la fiesta. A sus 19 años sigue progresando en su debut en la máxima categoría. Con estas fugas está dejando momentos de mucha calidad y promete un futuro emocionante. Desgraciadamente, el vallisoletano no logró concluir la carrera, aunque estuvo a la altura de las expectativas.

El show de Pidcock

Antes de que el pelotón diera caza a la fuga, a unos 50 kilómetros de meta, Pidcock atacó durante un descenso en un tramo de ‘sterrato’. Los favoritos, más allá de un breve acelerón de Mathieu van der Poel (Alpecin – Deceuninck) que eliminó a un Tim Wellens (UAE Team Emirates), que estaba cambiando de bici en ese momento, no reaccionaron a un movimiento que resultó ganador viendo el resultado de la prueba. Pidcock alcanzó a los fugados a falta de unos 40 kilómetros a meta y, aprovechando las dudas en el pelotón, no se entretuvo y continuó su marcha rumbo a la épica.

Por detrás del británico el caos se hizo dueño del pelotón y se destrozó en pedazos. Finalmente se formó un grupo de mucha calidad para dar caza al de INEOS en el que se encontraban Matej Mohoric (Bahrain-Victorious), Rui Costa (Intermarché – Circus – Wanty), Valentin Madouas (Groupama – FDJ) y la pareja de Jumbo-Visma, Tiesj Benoot y Attila Valter. La colaboración de Rui Costa brilló por su ausencia, mientras que en los últimos 20 kilómetros los ataques se sucedieron, protagonizados por Benoot, Valter y Mohoric. Ataques rápidamente secados, tras los que el grupo dudó y no hicieron más que dar alas a Tom.

Pidcock saboreó la gloria en Siena

El destacado ciclista de INEOS disfrutó de su triunfo en las calles de Siena, un triunfo muy similar al que logró su predecesor, Tadej Pogacar (UAE Team Emirates), y metió 20 segundos a los ciclistas que lucharon el podio: Madouas, que fue segundo en meta y también confirma que va a estar presente en las grandes clásicas, y Benoot, tercero en la línea de meta. Van der Poel y Alaphilippe (Soudal-QuickStep), dos de los grandes favoritos de la carrera, pasaron desapercibidos con un 16º y 43º puesto respectivamente.

Pello Bilbao (Bahrain-Victorious) volvió a ser el español más destacado, séptimo en la línea de meta a 1:04 del vencedor. Carlos Rodríguez (INEOS Grenadiers), que partía como uno de los favoritos al triunfo final, sufrió una caída que terminó con una fractura de clavícula y el abandono del español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *