El Farolillo Rojo

Periódico digital de ciclismo internacional con un foco en España y Larinoamérica

Philipsen gana Milán-San Remo ante los ataques de Pogacar

3 minutos de lectura
Jasper Philipsen en ek podio de la Milán-San Remo / Vía: Milano San Remo

Jasper Philipsen en ek podio de la Milán-San Remo / Vía: Milano San Remo

El corredor belga, Jasper Philipsen, gana la Milán-San Remo 2024, ante los duros ataques de Tadej Pogacar (3º) en el Poggio.

El corredor del Alpecin-Deceuninck (26 años) se llevó la victoria en la Classicissima por delante de Michael Matthews (2º) y de Tadej Pogacar (3º). Esta Milán-San Remo ha sido la más rápida de la historia: 46 km/h de media.

Pogacar se quedó sin premio

Tadej Pogaçar y la Milano - San Remo

El primer Monumento del año se decidió al sprint tras la última dura subida en el Poggio. Una ascensión en la que Pogacar lanzó su ataque tal y como avisó en la previa de Eurosport. El esloveno tenía un plan, al igual que en la Strade Bianche, pero en esta ocasión no lo pudo completar. El bicampeón del Tour de Francia se vuelve a quedar sin la victoria en la Milán-San Remo por tercer año consecutivo.

Pogacar fue testigo en primera persona del duro sprint que disputaron Jasper Philipsen y Michael Matthews y quedó por delante de Mads Pedersen, logrando subir al podio de la Classicissima por primera vez.

Jasper Philipsen, ganador de una etapa este año en la Tirreno Adriático y vencedor de seis etapas en el último Tour de Francia se llevó la victoria de la carrera, tratándose del primer Monumento en su palmarés. La ayuda de Mathieu Van der Poel para cerrar los huecos ante los ataques de Tadej Pogacar en el ascenso y descenso del Poggio.

La fuga tardó en formarse hasta el kilómetro 17 y tras una lucha sin cuartel. Los corredores llegaron a rodar hasta a 70 km/h. En cambio, los hombres importantes de la carrera rodaban en la cola del pelotón de manera relajada y entre risas. El pelotón bajó el ritmo y dio por buena una escapada formada por once corredores, entre los que se encontraba un corredor español, Sergio Samitier (Movistar Team).

UAE cambiaba de ritmo preparando el ataque de Pogacar

El UAE cambiaba de ritmo a 50 km de meta y los hombres de Tadej Pogacar se ponían el mono de trabajo para allanar el terreno al corredor esloveno. Los corredores se acercaban a la Cipressa y la tensión iba en aumento. Isaac del Toro iba a ser el mejor hombre para Pogacar, el joven corredor mexicano aumentaba el ritmo preparando el ataque definitivo de su líder, ya que Tim Wellens no tuvo las mejores sensaciones. Del Toro ha arrancado la temporada en un gran estado de forma, y tras su exhibición en la Tirreno Adriático ayudando a Juan Ayuso, lo hizo de nuevo en la Classicissima.

Davide Bais (Polti Kometa) fue el último superviviente de la escapada. Los corredores del equipo Polti Kometa dieron mucho juego a la carrera, colocando a tres hombres en la fuga. Sin embargo, el italiano, ganador en la etapa del Gran Sasso en el pasado Giro de Italia, fue cazado en la última ascensión.

Van der Poel como gregario de Philipsen

Finalmente, Wellens aumentaba el ritmo a menos de 2 km de la cima del Poggio y el esloveno lanzaba el ataque más esperado por todos. En cambio, el bicampeón del Tour de Francia no conseguía abrir el hueco necesario y Mathieu Van der Poel conseguía cerrar el hueco, permitiendo entrar al resto de favoritos.

Mohoric lo intentaba a 4 km de meta, pero el neerlandés, campeón del mundo, se sacrificaba de nuevo para que Jasper Philipsen lograse la victoria en línea de meta. Matthews sorprendía a todos y finalizaba en segunda posición, Pogacar arrancaba desde atrás, pero lograba ser tercero.

 Jasper Philipsen (1º) Michael Matthews (2º) y de Tadej Pogacar (3º) / Vía: (MARCO BERTORELLO / AFP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *