El Farolillo Rojo

Web dedicada al ciclismo de luchador@s. Entrevistas, noticias, reportajes y, en resumen, actualidad del ciclismo.

Previa de Il Lombardía: el adiós de una generación

4 minutos de lectura

Desde que acabó el Mundial de Wollongong (Australia) los amantes del ciclismo tenemos subrayado en el calendario el próximo 8 de octubre. Como manda la tradición, el Giro de Lombardía será la última gran carrera del año para los pesos pesados del pelotón. El último monumento de la temporada vuelve al clásico recorrido que junta las ciudades lombardas de Bérgamo y Como a lo largo de 253 km rompepiernas.

Si hay una carrera que merezca ser vista por su belleza, esa es Lombardía. La región más poblada de Italia y la de mayor renta per cápita, cuenta con estampas incomparables. Los corredores discurren por paisajes que se tornan amarillos y rojizos –especial atención a las hojas que se acumulan en las cunetas. Todos los años más de uno se lleva un buen susto– y atraviesan, vertiginosos, coquetos pueblos lombardos. 

El pelotón durante la 106ª edición del Giro de Lombardía

La clásica de las hojas muertas –en referencia a la estación otoñal en la que se celebra– es considerado el monumento más “montañoso” por tradición. La edición de este año cuenta con una secuencia final en la que los corredores encadenarán San Fermo Della Battaglia (2,8 km al 6,6 %), Civiglio (4 km al 10,1 %) y de nuevo San Fermo Della Battaglia. Un perfil exigente que esta vez no contará con la mítica subida de Sormano, conocida por los aficionados por su terrible pared y su peligrosa bajada, donde Remco Evenepoel, reciente flamante campeón del mundo, se fracturó la pelvis tras caer por un puente en 2020.

Perfil de la 107ª edición del monumento italiano

Los números hablan de que en las 116 veces que se ha celebrado la carrera –comenzó a disputarse en 1905 y solo la Segunda Guerra Mundial ha podido interrumpir–, en 69 han ganado los corredores de casa. El último un tal Vincenzo Nibali, en 2017. Otro conocido por los tifosi, el también italiano Fausto Coppi, es el corredor con más triunfos en la prueba, con un total de cinco victorias –logradas entre finales de los años 40 y principios de los 50–, seguido por Alfredo Binda, con cuatro. Lejos, con tres cada uno, están Costante Girardengo, Gaetano Belloni, Gino Bartali, Sean Kelly y Damiano Cunego.

Las hojas muertas y las que se lleva el viento

La 107ª edición de Il Lombardia será recordada como la última carrera en la trayectoria de dos grandes de este deporte: Vincenzo Nibali y Alejandro Valverde.

Valverde y Nibali en la 21ª etapa de la pasada edición de la Vuelta a España

El Squalo buscará una tercera victoria, tras las logradas en 2015 y 2017, con la que cerraría de manera onírica una trayectoria llena de éxitos que le han llevado a convertirse en uno de los siete corredores de la historia –Anquetil, Gimondi, Merckx, Hinault, Contador y Froome– en haber ganado Tour, Vuelta y Giro. Con 37 años, y 18 como profesional, el siciliano colgará la bicicleta.

Valverde dará sus últimas pedaladas en una carrera que ha disputado en diez ocasiones y en la que la victoria le ha sido esquiva, con tres segundas plazas. Ojalá le quede una bala en la recámara para apuntarse una nueva victoria a su extenso palmarés, y poder convertirse en el segundo español en conquistar Lombardía tras los éxitos en ediciones consecutivas, 2012 y 2013, de “Purito” Rodríguez.

Otro que también se baja del tren es Mikel Nieve. Tras 15 temporadas como profesional, el navarro –ahora con los colores del Caja Rural-Seguros RGA– se despedirá corriendo por undécima vez la clásica italiana, en la que ha conseguido finalizar hasta en tres ocasiones entre los diez mejores. Cuando Nieve anunció que esta sería su última temporada como profesional, Chris Froome, compañero suyo varios años en el Sky, se refirió a él como “el mejor compañero de equipo de todos los tiempos”.

En cuanto al elenco de favoritos, Tadej Pogačar buscará revalidar su título conseguido, de manera brillante –merced a un demarraje de los suyos a 35 km de meta–, en la última edición. A falta de ratificación por parte de los equipos, enfrente podría tener a Mathieu Van der Poel (Alpecin-Deceuninck), Wout Van Aert (Jumbo-Visma) y Julian Alaphilippe (Quick-Step Alpha Vinyl Team) como sus máximos rivales, una vez confirmada la no presencia de Evenepoel, que dio por concluida su temporada tras los Campeonatos del Mundo. En las quinielas estará un grupo de outsiders, entre los que se encontrarán Nibali y Valverde, dos viejos rockeros que buscarán dejar su sello en la última de sus canciones.

Grazie mille Vincenzo & Muchas gracias Alejandro

2 comentarios en «Previa de Il Lombardía: el adiós de una generación»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.