El Farolillo Rojo

Periódico digital de ciclismo internacional con un foco en España y Larinoamérica

Jumbo Visma…¡Y ahora qué!

8 minutos de lectura
Jumbo Visma…¡Y ahora qué! Fuente de la imagen: LA VUELTA / SPRINT CYCLING

Jumbo Visma…¡Y ahora qué! Fuente de la imagen: LA VUELTA / SPRINT CYCLING

Recientemente ha terminado la temporada 2023, con un éxito sin precedentes para el equipo y hacer un análisis no es demasiado complicado. El rotundo éxito de haber conseguido ganar las tres Grandes Vueltas por etapas de la temporada, Giro de Italia con Primoz Roglic, Tour de Francia con Jonas Vingegaard y Sep Kuss en la Vuelta España, hacen que el objetivo conseguido merezca un análisis del origen de Jumbo, donde está y sobre todo, a partir de ahora, hacía dónde se encaminan sus pasos.

PUNTO DE PARTIDA

Card Team Kwantum-Decosol-Yoko – 1984. Fuente de la imagen: delcampe.net

Para comenzar el análisis del origen de Jumbo, hemos de saber que el equipo neerlandés se inició allá por los años 80, concretamente en 1984, con el patrocinio de la marca Kwantum-Decosol. Desde ese momento, cada 2 o 3 años iba cambiando de patrocinador, hasta llegar al año donde la marca de cerveza sin alcohol, Buckler, con su icónica equipación blanca y azul a rayas. Empezaba a vislumbrar en el horizonte lo que debería de ser el germen inicial de la lucha por etapas en Grandes Vueltas e incluso empezar a pensar en la lucha por las clasificaciones generales de las mismas. En el Tour de Francia de 1990, conseguían adjudicarse la primera y la quinta etapa de aquella ronda con los corredores, Frans Masseens y Gerrit Solleveld. Massesns, por tanto, sería el primer líder de la ronda gala en aquel año.

LA ENTRADA DE NOVELL

A partir del año 1995, tras las etapas de los años 1993 y 1994 de la escuadra patrocinada por World Perfect, pasamos a otro equipo mítico e icónico de la escuadra holandesa, con el patrocinio de Novell. En el que, además de apostar con fuerza por las clásicas de primavera, siendo este su gran nicho de triunfos, se presentaron al Tour de Francia con un Djamolinide Abduhzaparov que era uno de los grandes sprinters mundiales. 

Además de Uzbeco, corredores como Boogerd, Bouwmans, Dekker, Van Hooydonk o el ruso Ekimov, iban a empezar a dar mucho que hablar durante el curso. Al equipo llegaba un joven, Marc Wauters, a la postre fue el futuro de lo que hoy es Jumbo-Visma y artífice de lo que hoy vemos en el monstruo holandés. 

En total el equipo cerró el año con una cifra de 26 triunfos, aunque hay que reconocer que lejos de otros años donde tuvieron muchos más éxitos.

LLEGADA DE RABOBANK

El ciclista español Oscar Freire vence al sprint la 101 edición de la Milán-San Remo. Fuente de la imagen: LUCA ZENNARO / EFE

Desde el año 1996 hasta 2012 el equipo fue patrocinado por la potente marca financiera de Países Bajos, Rabobank. El banco apostaba de manera decidida por el ciclismo, especialmente por escuadra de Jan Raas para hacer un proyecto a largo plazo con el que consolidarse como ganadores de etapas en GV y/o clásicas y por qué no, empezar a soñar con victorias en las clasificaciones generales de las grandes rondas, empezando por el Tour de Francia.

ÓSCAR FREIRE AL SERVICIO DEL EQUIPO

En aquella época, además de contar con Oscar Freire, con el cual, el equipo conseguiría 3 campeonatos del mundo, como victorias más destacadas. El equipo, de cara a Grandes Vueltas se hacía en el año 2003 con los servicios del danés, Michael Rasmussen, el cual llegaba desde el CSC-Tiscali a final del año 2002, es entonces donde empieza el idilio de Rabobank con las Grandes Vueltas. El 5º puesto de 2005 en el Tour de Francia y el 7º puesto en la Vuelta España del 2003, ya presagiaban un futuro prometedor para el equipo y el corredor.

El año 2007, cuando el corredor consigue que el amarillo del Tour se fusione con los colores de Rabobank, el equipo lo expulsa antes de terminar la ronda gala, por no poder justificar unos datos anómalos en el pasaporte biológico y quedar demostrado que no pudo justificar la no presencia para pasar unos controles antidopaje durante la temporada. Esto provocó que el equipo lo despidiera de manera inminente, quedando el equipo así, sin referente en Grandes Vueltas, pero con su honor y credibilidad intactas.

Esto era sin duda un paso atrás, pero no iba a ser más que el inicio de lo que vemos hoy en día.

DENIS MENCHOV GANABA LA VUELTA A ESPAÑA 2007

Denis Menchov Giro 2009 etapa 21. Fuente de la imágenes: CICLISMO SEMANAL

Esta decepción no iba a ser suficiente para que el ánimo del equipo decayese y todo tomó forma cuando unos meses después, Denis Menchov, se hacía con la Vuelta del año 2007 vestido con los colores de Rabobank. Ese fue el primer gran éxito, el camino estaba ya marcado, solo era cuestión de tiempo que se materializara el gran objetivo, el Tour de Francia. Mientras tanto, en el año 2009 Menchov ganaba el Giro de Italia, pero el Tour todavía se resistía.

Rabobank mantuvo su patrocinio hasta 2012, es ahí cuando entra a la escuadra el patrocinio de la tecnológica americana Belkin. Entre mediados de 2013 y 2014, si, mediados, ya que entre el final del 2012 hasta junio del 2013, el equipo anduvo sin patrocinador en una especie de “refundación”.

A partir del año 2015 entraba la marca holandesa LottoNL-Jumbo donde definitivamente la apuesta es clara por intentar ganar el Tour de Francia.

El equipo lleva a cabo el cambio definitivo en la mentalidad y en la ambición de la dirección deportiva para, sin dejar de tener sus grandes objetivos en la primavera, empezar a crear una estructura sólida que permitiera en unos años llegar a coronarse en una Gran Vuelta.

LA ERA PRIMOZ ROGLIC

Primoz Roglic y Tom Dumoulin. Fuente de la imagen: JESÚS RUBIO DIARIO AS

Una historia extraña, no convencional de un deportista único, saltador de esquí, esloveno, que tras una lesión en su deporte decide probar en el ciclismo y ya desde el inicio se vio que tenía unas cualidades únicas. Dichas maneras no pasaron desapercibidas entre los directores de Lotto Jumbo, y es ahí cuando en 2016 fichó por el equipo.

Inicialmente, ya dio la sorpresa en 2016 cuando en la etapa inicial del Giro, una prólogo conseguía el 2º puesto únicamente superado por Tom Dumoulin, que al año siguiente se coronaría en el Giro. 

Tan solo una semana después, ya no lo pudo parar nadie y ganaba su primera gran etapa en una Gran Vuelta. Primoz se hacía con la  crono de aquel Giro de Italia de 40,6 kilómetros.

Para esas fechas Roglic ya estaba dando pasos firmes y se presentó a su primer Tour de Francia. Lo que sucedió fue que consiguió una victoria de muchos quilates al ganar tras una escapada en Serre-Chevalier, después de subir el Telegraph y el Galibier.

Ahí ya se veía que no solo era un corredor que iba a rodar muy rápido en crono, sino que iba a ir muy rápido para arriba. El futuro del equipo estaba asegurado.

En 2018 seguían las victorias en carreras de una semana y finalmente cuando llegó el Tour consigue hacer un 4º puesto, podemos decir que definitivamente su camino estaba ya marcado. El análisis del origen de Jumbo-Visma se estaba viendo recompensado.

LA HEGEMONÍA DE ROGLIC EN LA VUELTA

Primoz Roglic, flanqueado por Carapaz y Carthy, integrantes del podio de La Vuelta 2020. Fuente de la imagen: EFE. FOTO: PHOTO GOMEZ SPORT

Llega 2019 y llega su primera Gran Vuelta ganando de forma autoritaria la Vuelta España, y ya quedaba claro que no solo tenía el fondo, sino que tenía la calidad en crono y en montaña para ganar una grande, a eso se unía las dudas de un Dumoulin que empezaba ya a coquetear con problemas de motivación para mantenerse en lo más alto de exigencia a nivel físico y mental. Por tanto, era sin duda el momento de Primoz.

El año 2020 llegaba ya el equipo como un rodillo, con un Dumoulin como gregario y con un joven Wout Van Aert, que andaba en cualquier terreno. En el equipo no había dudas sobre su liderazgo, parecía que el Tour iba a ser una cuestión de tiempo, pero ocurrió el desastre deportivo. Se juntaron las dudas en la dirección de carrera, la bisoñez de Roglic ante la posibilidad de alcanzar un objetivo como el Tour de Francia y el tener a un superclase como Pogacar que anduvo todo ese Tour rondando a los 50” de desventaja.

LA FATÍDICA CRONO CON POGACAR

Primoz Roglic en la crono del Tour de Francia 2020. Vía: Jumbo-Visma

En la crono final, todos asistimos a un momento épico de la historia del ciclismo, en la que Pogacar conseguía adjudicarse aquel Tour del 2020 de manera sorprendente.

Por aquellos días, ya se vislumbraba un joven Jonas Vingegaard, que parecía que podría ser el siguiente en tocar a la puerta del liderazgo del equipo.

A partir de ahí todo es historia, tras el análisis del origen de Jumbo, la cuestión que se plantea es: ¿Qué va a hacer a partir de ahora el equipo?

En el año 2023, han terminado con 5 puestos de podio de 9 posibles, con 3 victorias en Grandes Vueltas con 3 ciclistas distintos.

Actualmente el equipo es un rodillo en carreras de 1 semana, domina con mano de hierro en Grandes Vueltas y en clásicas tiene siempre opciones de estar en lo más alto con Wout Van Aert, Laporte, Van Barle o Bennot, pero para ello debíamos de realizar un análisis del origen de Jumbo.

Jumbo Visma…¡Y ahora qué!

Roglic escribe su nombre en el Angliru, Kuss mantiene el liderato. Fuente de la imagen: MIGUEL RIOPA (AFP)
Roglic escribe su nombre en el Angliru, Kuss mantiene el liderato. Fuente de la imagen: MIGUEL RIOPA (AFP)

La posibilidad a día de hoy de morir de éxito es la mayor amenaza del equipo. En la reciente Vuelta a España, se ha visto una situación en la cual, los ataques entre Roglic y Vingeggard, han quedado “amortiguados”, por la presencia de Kuss, lo cual ha hecho que parezca que al que estaban atacando era al cuarto clasificado para alejarlo del podio. Sin embargo, si Kuss hubiera flaqueado, tanto Roglic como Vingegaard hubieran tenido vía libre para atacarse y eso habría podido ser fuente de conflicto. 

La coexistencia entre Vingeggard y Roglic no es posible, a no ser que el esloveno acepte un rol completamente secundario es por ello que se haya realizado este análisis del origen de Jumbo. Este año ya lo hizo renunciando al Tour de Francia, pero a Primoz no le quedan muchos años al máximo nivel y tiene que aprovechar sus oportunidades que no van a ser muchas. 

La situación es como si tuvieras a Van Aert y Van der Poel en la misma escuadra jugándose todas las clásicas, sería algo inconcebible. Esta es la situación que ahora mismo tiene Jumbo en el bloque de Grandes Vueltas. El equipo neerlandés ya tiene el recambio de Vingeggard, se llama Sep Kuss, y en caso de que el danés falle siempre pueden tirar del estadounidense como opción de estar arriba en una Gran Vuelta.

Esta hasta ahora es la historia reciente del equipo y hacía dónde va. Si no toman decisiones de reestructuración el colapso y muerte de éxito podría hacerse realidad.

1 comentario en «Jumbo Visma…¡Y ahora qué!»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *