El Farolillo Rojo

Periódico digital de ciclismo internacional con un foco en España y Larinoamérica

Comparativa de los seis galácticos

4 minutos de lectura

Los seis galácticos del pelotón internacional.

El ciclismo está viviendo una época gloriosa. Tras la bajada a los infiernos por culpa del dopaje, nuevas estrellas han nacido con la finalidad de volver a iluminar el deporte más bello del mundo. Ese que nos hace agolparnos en las cunetas de los grandes colosos pirenaicos y alpinos en pleno sol de julio. La sombra del dopaje ha sido sustituida por la enorme sombra que dejan a su paso los seis galácticos del pelotón actual: Pogacar, Vingegaard, Van der Poel, Van Aert, Roglic y Evenepoel. Las comparativas entre ellos son inevitables. Algunos tienen a su caballo favorito, otros simplemente disfrutan del enorme espectáculo que ofrecen todos ellos.

El propósito de este artículo no es demostrar quién es el mejor, sino ofrecer al lector datos objetivos sobre sus trayectorias profesionales hasta la fecha (15 de marzo de 2024), para que luego cada uno saque sus conclusiones. Los seis son una bendición para este deporte, pero no son eternos, así que bailemos con ellos mientras les dure la música.

Victorias y puntos UCI

Fuente: EL FAROLILLO ROJO

En esta primera tabla, se han analizado los datos de victorias y puntos UCI por cada día de competición. Pogi está a la cabeza en ambos (21,74% de victorias y 46,10 puntos). Por otro lado, la sardinita Vingegaard, tiene el porcentaje de victorias más bajo (11,26%) y el menor número de puntos UCI (23,01).

Van der Poel y Evenepoel poseen un porcentaje de victorias similar, 18,85% para él del Alpecin y 19,42% para el pupilo de Lefevere. Mientras que Van Aert y Roglic obtienen un porcentaje de victorias más cercano al de Vingegaard, con 14,37% y 13,60% respectivamente.

En términos de puntos UCI, después de Pogacar, Van Aert ostenta el segundo registro más elevado con 37,57 puntos, seguido de Evenepoel con 33,34 puntos y Van der Poel con 32,38 puntos. Roglic, por su parte, solo supera al danés.

Grandes Vueltas y Monumentos

Fuente: EL FAROLILLO ROJO

En esta segunda tabla tanto Tadej como Jonas están igualados a número de participaciones y victorias en Grandes Vueltas –ambos poseen dos Tour de Francia–. La película cambia en los Monumentos (Milán-San Remo, Tour de Flandes, París-Roubaix, Lieja-Bastoña-Lieja y Giro de Lombardía). Pogacar, con 5 victorias en 12 participaciones, es el que más tiene de los seis.

Van der Poel y Van Aert tienen su casillero a cero de victorias en las generales de Grandes Vueltas –sería un bombazo que esto sufriese alguna alteración–. En los Monumentos el neerlandés supera con 4 el único que posee el belga. Es muy significativo que en la mayoría de las victorias primaverales de Mathieu, su más inmediato perseguidor sea Wout. Esto habla de la gran rivalidad que mantienen desde juveniles. Cuando uno encarna a Jerry el otro a Tom, y viceversa.

Con 13 participaciones, Roglic es el más experimentado en vueltas de tres semanas, y el ciclista que posee más generales (3 Vueltas y 1 Giro). Por su parte, al igual que Pogacar y Roglic, Evenepoel sabe lo que es ganar tanto en una Grande como en un Monumento –2 Liejas le contemplan–.

Maillot arcoíris de ruta y contrarreloj

Fuente: EL FAROLILLO ROJO

En lo que respecta al arcoíris no hay debate. Evenepoel, con una victoria en ruta y otra en contrarreloj, es el más destacado. Solo él y Van der Poel han sido campeones del mundo. El neerlandés es el actual campeón de ruta gracias a su victoria en el circuito urbano de Glasgow. Su eterno rival, Van Aert, sabe lo que es subirse al podio tanto en ruta como en la especialidad contra el crono –doble plata en ambas modalidades–. El belga del Jumbo ha estado en varias ocasiones a punto de saborear la gloria, pero siempre hay algo o alguien que le impide alzar los brazos.

Pogacar y Roglic también tienen medallas mundialistas en sus vidrieras. El primero es el vigente medallista de bronce de la prueba en ruta. El segundo, se quedó con la planta en el mundial de contrarreloj de 2017. Hasta la fecha el único que no ha participado en los mundiales de ruta ni contrarreloj es Vingegaard.

Siendo año olímpico, no podía faltar la mención a los Juegos. Roglic, con una medalla de oro en la prueba de contrarreloj de Tokio, es el único campeón olímpico. Los otros dos medallistas son Van Aert, el segundón del siglo XXI –plata en Tokio– y Pogacar –bronce, tras Wout, en la prueba en línea–.

Para los amantes de los datos esta comparativa puede resultar insuficiente. Se podrían examinar muchos más, como los kilómetros recorridos, los vatios, las veces que han terminado entre los 3 primeros, entre los 10 primeros… Pero esa no es la finalidad. Compararlos resulta interesante para analizar y sacar conclusiones sobre los puntos fuertes y débiles de cada uno, pero no podemos olvidarnos que el ciclismo, a pesar de que cada vez esté más controlado por la tecnología, es un deporte de pasión, valentía y heroísmo. Recuerden sino el lema bajo el que corría Fausto Coppi, Il Campionissimo: “La gesta más loca es la gesta más bella”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *